El método Pilates fue creado por el alemán Joseph H. Pilates.

La clave del éxito de este método radica en que se trata de un sistema de acondicionamiento físico que permite ponerse en forma, tratar lesiones o entrenar a fondo de una forma suave, diferente y muy agradable. Apuesta por un nuevo enfoque donde prima la Reeducación Postural.

Pilates trabaja el cuerpo como un todo, desde la musculatura más profunda hasta la más periférica.

Se trabaja especialmente el denominado centro de fuerza o mansión del poder (Power House), constituido por los abdominales, la base de la espalda y los glúteos.

Pilates defendía que fortaleciendo el centro de energía de cada individuo, se podía conseguir el movimiento libre del resto del cuerpo.

El objetivo del método es conseguir un equilibrio muscular, reforzando los músculos débiles y alargando los músculos acortados. Esto lleva a aumentar el control, la fuerza y la flexibilidad del cuerpo, respetando las articulaciones y la espalda.

Entre sus beneficios destacan:

  • Consigue un buen tono muscular fortaleciendo y tonificando el cuerpo sin aumentar el volumen muscular.
  • Aumenta la flexibilidad, la agilidad, el equilibrio y la coordinación de movimientos.
  • Mejora la alineación postural y corrige los hábitos posturales incorrectos.
  • Permite prevenir y rehabilitar lesiones del sistema músculo-esqulético.