Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Fisioterapia es el arte y la ciencia del tratamiento por medio del ejercicio terapéutico, calor, frío, luz, agua, masaje y electricidad. La Fisioterapia se ocupa de la recuperación física y de la prevención. Para ello se practican pruebas para determinar el alcance de la lesión y fuerza muscular, pruebas que determinan las capacidades funcionales, la amplitud del movimiento articular, así como ayudas diagnósticas para el control de la evolución.

El tratamiento fisioterápico puede actuar en campos como la rehabilitación, traumatología, deporte, reumatología, neurología, gerontología...