Reflexología podal

El principio de la Reflexología Podal es que, la planta del pie y el pie en su conjunto, representa en forma esquemática la totalidad del cuerpo y sus órganos.

Mediante la aplicación de masaje en distintos puntos del pie, se puede influir a modo reflejo sobre los correspondientes órganos y vísceras. Además nos puede servir como método de diagnóstico.

La Reflexología aprovecha los conocimientos sobre las conexiones nerviosas entre segmentos internos de órganos, músculos y piel, para influir a nivel reflejo, sobre dolencias desde el exterior.

Es una técnica relajante, mejora la circulación, permite la liberación de toxinas, equilibra los distintos sistemas, revitaliza la energía, actúa de forma preventiva...

Con ella podemos tratar:

  • Problemas de columna.
  • Regulación del sistema hormonal.
  • Retención de líquidos.
  • Hemorroides.
  • Estreñimiento.
  • Problemas de estómago.
  • Problemas de ojos y oídos...