Cadenas musculares

Las cadenas musculares representan circuitos en continuidad de dirección y de planos a través de los cuales se propagan las fuerzas organizadoras del cuerpo.

Están compuestas por músculos que se entrelazan entre ellos, que colaboran los unos con los otros y que, al acortarse de manera conjunta, deforman la estructura corporal y la hacen más propensa a lesionarse.

Si estiramos una parte del cuerpo con un estiramiento segmentario, se produce un acortamiento en otra parte más o menos alejada. Si queremos que el estiramiento sea efectivo será necesario que afecte globalmente a toda la cadena muscular.

Para conseguir el control de las compensaciones que se vayan produciendo, es indispensable la colaboración del paciente y su toma de consciencia durante la terapia.

Por tanto, el tratamiento con cadenas musculares es una técnica que se desarrolla de forma individual e individualizada, en la que el paciente participa de forma activa en las posturas que propone el terapeuta para la rearmonización de su estructura.

Con esta terapia podemos trabajar sobre la escoliosis, cifosis, lordosis, dolores de espalda, problemas posturales...